Vaporizadores: Son dispositivos diseñados para extraer eficientemente los ingredientes activos y esencias aromáticas a materiales orgánicos. Son usados comúnmente con tabaco y preparados florales.

La vaporización es una alternativa a la combustión que evita la producción de agentes tóxicos y cancerígenos. Durante este procedimiento, los materiales vegetales se exponen a una corriente de aire caliente haciendo que los contenidos (componentes activos y aromas) se vaporicen a través de la acción térmica controlada, la cual apenas sobrepasa a la temperatura de vaporización de las sustancias; en esta etapa el material no se quema, por lo que no hay humo o algún sabor a este. Idealmente el vapor emitido contiene cero partículas de tar, benzeno, tolueno y naftaleno. Asimismo, presenta concentraciones  significativamente más bajas de gases tales como el dióxido de carbono.